Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

¿Una ética sin leyes?

gavelNo es extraño identificar la ética con los sistemas normativos. En cierto modo, la ética podría interpretarse como un código, como un sistema de reglas más o menos estables a las que de una u otra forma habríamos de someternos. El hombre ha insistido, desde antiguo, en tratar de explicar la conducta humana de un modo similar a como podía describir los fenómenos de la naturaleza: a partir de leyes. Existen, de hecho, sistemas éticos que como el kantiano sitúan a la base de su teoría una formulación imperativa con la cual podríamos juzgar –de forma favorable o crítica- las distintas acciones humanas. Así ocurre de manera evidente en el mundo del derecho y nuestra herencia cultural encuentra en los Mandamientos del Antiguo Testamento una de sus más determinantes referencias morales.

La ética, entendida como una disciplina estrictamente filosófica, no requiere necesariamente explicarse a partir de leyes o mandatos (“no debemos mentir, “no debemos dañar a otro ser humano…”) De hecho, las éticas legalistas constituyen tan sólo una parte –importante, desde luego- de la historia del pensamiento occidental pero, al hablar de Aristóteles no podemos dejar de describir la singular propuesta ética del estagirita que, frente a toda ley, trató de describir algo más que las meras acciones de los hombres.

Como hemos insistido a lo largo de este blog, el sentido con el que Aristóteles escribió sus textos morales dista enormemente de lo que cotidianamente podemos entender cuando escuchamos a alguien hablar de Ética. Ordinariamente relacionamos el concepto de “Ética” con el deber cumplido, con el esfuerzo de superación y con la contención que realizan los individuos por ser capaces de cumplir con uno u otro código de conducta. Ser un buen deportista, un buen profesional o, simplemente un buen ciudadano parece algo costoso y sólo nuestras acciones podrán determinar si, en efecto, hemos cumplido con los imperativos establecidos.

Frente a los sistemas legalistas que tratan de describir simplemente el umbral entre lo prohibido y lo permitido, lo conveniente y lo inconveniente o lo elogiable o lo censurable, Aristóteles atiende a una distinción esencial que no podemos dejar de interpretar como un acierto en la historia del pensamiento. Para el filósofo griego, la ética no trataría simplemente de desentrañar qué acciones son deseables y cuáles habríamos de evitar puesto que, también por motivos poco honestos, podríamos acometer acciones dignas de elogio. No sólo sería relevante, por tanto, qué hagamos exactamente sino que, para ser intérpretes juiciosos -también de nuestra propia vida- tendríamos que preguntarnos por los motivos que nos llevan a vivir de una u otra manera.



escrito el 4 de Septiembre de 2009 por en General


1 Comentario en ¿Una ética sin leyes?

  1. Fernando Merchán V | 11-08-2012 a las 4:30 | Denunciar Comentario
    1

    De hecho como lo previeron la ley limita la ética… de hecho no debemos mentir pero lo podemos hacer en tanto tenga fines que se justifican, a mas de que la mentira no esta regulada por ley sino en cuanto sea parte de un compromiso de decir la verdad que no es el caso en muchas de las veces.
    Asi tenemos acciones que bordean la legalidad aun cuando su accionar se considere anti-ético, luego si la ley no lo castiga la ética sera cominatoriamente poco disuasiva ante la validación legal.
    En lo que a mi interesa (Gestión Organizacional) desde que punto podemos entonces validar o invalidar la gestión de los denostados MBA’s de empresas en tanto realizando acciones que se decían opacas se obtenían los resultados esperados por los accionistas, y sobre las que se ha dicho que detrás de estas acciones se daba un comportamiento poco ético pero al final y en la gran mayoría de las acciones no se ha llegado a determinar que esas acciones comportaran acciones ilegales de manera clara pues eran acciones que bordeaban la legalidad. Luego no debería llamar la atención el que quienes fungen de directores actúen dentro de la legalidad aun cuando su accionar nos parezca “deshonesto”. Podemos entonces o como se puede introducir una ética dentro de un sistema que la usa de acuerdo a las circunstancias. o si se quiere podríamos decir la ética esta bien pero la ley es suficiente. (Cinismo?).

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar