Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

Virtudes del “alma” científica

ideaComo señalamos en nuestra última entrada, para Aristóteles la parte racional del alma  quedaba divida en dos partes: una parte referida a las verdades necesarias (como los teoremas matemáticos) y otra que posibilitaba el conocimiento de las cosas contingentes, es decir, aquellas cosas que siendo de una manera podían ser de otra. A la primera parte del alma el filósofo la denominó científica y a la segunda razonadora. Recordemos, además, que el término con “alma” (psyché) los griegos no significaron una algo puramente espiritual sino que significaría, más exactamente, algo cercano a lo que hoy entendemos por “mente”.

Para ordenar el modo en que Aristóteles enumeró las virtudes intelectuales podríamos comenzar por la primera de las partes del alma racional: aquella que se ocupa de las verdades eternas, necesarias e inmutables. Para esta parte del alma, que denominamos científica, Aristóteles reconoce tres virtudes: la ciencia, el intelecto y la sabiduría. En nuestra lengua parece difícil establecer una diferencia entre ciencia y sabiduría y, en referencia a ambas, podemos decir que usamos el intelecto. Sin embargo, para entender correctamente a Aristóteles, no pensemos en los significados tradicionales que estas palabras parecen evocarnos en castellano.

Pasemos a describir cada una de estas virtudes adelantando, también, los términos originales con los que Aristóteles describió estas virtudes. A la ciencia la llamó episteme, al intelecto noûs y a la sabiduría sophía. Este último término puede que nos resulte familiar ya que la palabra “filosofía” es un compuesto entre “philía” (amor, afecto…) y “sophía” (sabiduría). Filósofo será por tanto aquella persona que ame sabiduría.



escrito el 18 de enero de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar