Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

Intelecto y sabiduría

Cartesian_VisionAristóteles describe la ciencia como una forma de conocimiento que puede ser demostrada. Decir, entonces, que un cuadrado tiene cuatro ángulos de 90º es algo que puede probarse empleando no demasiado esfuerzo. Existen, claro está, otra serie de pruebas científicas que requerirían mucho tiempo y esfuerzo pero, contando con los instrumentos, el talento y la formación suficiente, toda afirmación científica podría quedar demostrada. Al menos tal era la descripción que Aristóteles realizó de la ciencia.

Newton tuvo que justificar sus cálculos para establecer la Ley de Gravitación Universal y si mañana nos convirtiésemos en científicos comprobaríamos el modo en que cada una de nuestras teorías, para cobrar validez, tendrían que quedar razonablemente probadas o demostradas .Para Aristóteles, existen sin embargo otra serie de verdades que no pueden demostrase ya que constituyen los principios de todo conocimiento. Imaginemos, por ejemplo, que decimos que “algo es igual a sí mismo”. Parece una regla del lenguaje que, sin embargo, podemos formalizar con un ejemplo numérico: “1=1”. Se trata de una verdad evidente que sin necesidad de probarla adquiere una validez intuitiva.

Aristóteles afirmó que los primeros principios del conocimiento tienen la forma de estas verdades evidentes; no pueden demostrarse ni probarse sino que solamente podemos intuirlos. Es el Intelecto (noûs) la disposición que hace posible este conocimiento y, combinado con la ciencia, daría como resultado la sabiduría (sophía). De este modo, el hombre verdaderamente sabio será algo más que un científico que conoce a través de pruebas y demostraciones. La sabiduría, entendida en su forma más perfecta, sería la conjunción en una misma persona del conocimiento científico y el conocimiento de estos primeros científicos.



escrito el 25 de enero de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar