Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

Juventud y experiencia

La ciencia, la intuición intelectual o la sabiduría son formas de conocimiento que establecen verdades necesarias e intemporales como, por ejemplo, el teorema de Pitágoras. No importa cuándo y dónde lo enunciemos: su formulación será siempre correcta. Aristóteles concederá, incluso, que también estas disposiciones y virtudes tienen una relevancia moral ya que gracias a ellas somos capaces de ofrecer una definiciones generales y universales. Cierto es que, como ocurría con la  partición de la psyché, no todos los filósofos contemporáneos estarían dispuestos a asumir una definición universal acerca de qué es el bien o qué es lo justo.

Sin embargo, lo realmente es que  la phronēsis, virtud intelectual fundamental, atiende a lo concreto, lo particular y lo contingente. Es por ello que Aristóteles dirá que la phronēsis es fruto de la experiencia y que es la virtud que nos permite deliberar rectamente y obrar en consecuencia. La deliberación es precisamente posible porque cada circunstancia, cada individuo, cada hecho y cada acción son irrepetibles. Si tuviésemos una regla infalible que nos diera respuesta a nuestras inquietudes morales no sería necesaria una labor como la filosofía moral. Podríamos acudir a las conclusiones de esa ciencia y resolver cada caso a la luz de una posible teoría.

Por más que puedan realizarse formulaciones universales o enunciados generales (por ejemplo: “decir mentiras es moralmente reprobable”) la acción humana aparece siempre referida a una circunstancia específica por lo que cada individuo tendrá que saber atender a lo irrepetible de cada situación concreta. La experiencia puede y debe ser una escuela imprescindible para aprender a vivir mejor. Sin embargo no siempre es fácil aprender y, tal vez, puede que sea necesario el que aprendamos a aprender.



escrito el 13 de Febrero de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar