Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

Elección y sabiduría

Tomar decisiones es algo complejo. Esta parece una conclusión simple para la que no hacen falta demasiadas razones. Supongo que cada uno de nosotros se dio cuenta de lo determinante que es saber tomar decisiones desde la primera infancia . Los años, lógicamente, nos hacen más conscientes y conforme se amplía nuestra capacidad de acción nuestra conciencia se va haciendo también más lúcida. De entre las muchas conquistas que podemos alcanzar con nuestro razonamiento una de las primeras conclusiones a las que llegamos, allá por  la adolescencia, es precisamente esa: la dificultad de elegir.

De cada parcela de realidad el hombre ha construido una ciencia. De los números, de los astros celestes, de los organismos vivos… los hombres hemos ido dividiendo la naturaleza hasta ser capaces de someterla a nuestros interés y necesidad. Si queremos construir un edificio podemos calcular la resistencia de los materiales y si queremos cultivar fuera de temporada somos capaces de recrear las condiciones biológicas en las que puede desarrollarse el cultivo que buscamos. La vida, sin embargo, en toda su generalidad, se presenta como un proyecto complicado al que cada día debemos hacer frente. Cotidianamente nos enfrentamos a esperanzas, decisiones, frustraciones, preocupaciones, alegrías, sorpresas… y en cada instante, como dijimos algún tiempo atrás, estamos condenados a tomar decisiones.

Algunas circunstancias pueden parecerse entre sí pero nunca nos enfrentaremos a dos situaciones exactamente idénticas. La geometría nos enseña a calcular áreas, proporciones o ángulos, y la biología nos muestra el funcionamiento de los organismos vivos. Podemos aprender física en manuales y leyendo libros de historia podremos hacernos una idea más o menos cabal de los acontecimientos pasados. La phronesis, sin embargo, es un tipo de sabiduría que atañe a la vida en su conjunto, una sabiduría que en su dimensión práctica nos serviría para obrar y elegir adecuadamente entre nuestros modos de vida. El sabio práctico será, entonces, aquel hombre o mujer que verdaderamente sabe elegir.



escrito el 18 de febrero de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar