Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

La autoestima

La autoestima es una cuestión fundamental para la ética aristotélica. Como señalamos en la entrada anterior este sentimiento o afección -el amor o la estima por uno mismo- es un rasgo indispensable para vivir felizmente. El amor propio no es simplemente una estima hacia nosotros mismos sino que es un sentimiento que descansa sobre el juicio que sobre nosotros tengamos. La autoestima descansa sobre nuestra autoevaluación y querernos a nostros mismos sólo puede ser posible, en una persona cabal, si creemos que merecemos tal estima.

Parece claro, como bien señala Aristóteles, que el exceso de amor propio se parece sospechosamente al egoísmo. El “amante de sí mismo”, dice el filósofo, es aquel que se asigna más riquezas y honores de los que le corresponden en justicia (EN, 1168b).  Este comportamiento sería absolutamente contrario al proyecto de vida aristotélico en el que el ejercicio de la virtud haría imposible el que un individuo antepusiera sus deseos, apetitos e inclinaciones a la justicia, por ejemplo.

Precisamente por ello, es el hombre bueno el que, entre otras virtudes, sabe amarse a sí mismo, es decir, sabe amar lo mejor que tiene de si mismo y proyecta su estima y su cuidado en el cultivo de sus virtudes. Trasladando esta propuesta a un lenguaje y a unas condiciones que nos fuesen algo más cercanas podríamos interpretar la propuesta aristotélica como una invitación a vivir reflexiva y resposablemente. La ética, en cierto modo, sólo puede tener su origen en un interés o aprecio por la propia vida. Precisamente, porque nos importa aquello que hacemos y aquello que pueda ocurrirnos, somos capaces de elaborar un discurso moral.



escrito el 31 de Marzo de 2010 por en General


1 Comentario en La autoestima

  1. Lunita | 12-01-2011 a las 18:44 | Denunciar Comentario
    1

    En un articulo lei que una de las caracteristicas que tienen las personas con autoestima baja es que se sienten importantes. Perdonenme que se los diga, pero considero que es todo lo contrario.

    Persona con autoestima demasiado alta: Se considera 100% perfecta sintiendose el único ser importante en el mundo “Yo soy importante y todos los demás valen una mierda”

    Persona con autoestima baja: Se considera una mierda por lo cual no se siente importante “Todos las personas son importantes, menos yo que soy una mierda”

    Persona con una buena autoestima: Se considera importante pero sin minar en menos a los demás. No se considera una mierda pero tampoco se considera 100% perfecta. “Soy importante al igual que todos los seres humanos”

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar