Aprender a Pensar

Repensar la Educación

La ciencia del buen hacer

Diego S. Garrocho Salcedo

UAM / MIT / BC

La autoestima

escrito el 31 de marzo de 2010 por en General

La autoestima es una cuestión fundamental para la ética aristotélica. Como señalamos en la entrada anterior este sentimiento o afección -el amor o la estima por uno mismo- es un rasgo indispensable para vivir felizmente. El amor propio no es simplemente una estima hacia nosotros mismos sino que es un sentimiento que descansa sobre el juicio que sobre nosotros tengamos. La autoestima descansa sobre nuestra autoevaluación y querernos a nostros mismos sólo puede ser posible, en una persona cabal, si creemos que merecemos tal estima. Continuar leyendo… "La autoestima"


seguir leyendo...

Amistad y amor propio

escrito el 27 de marzo de 2010 por en General

Aristóteles presenta en su Ética Nicomáquea la cuestión del amor propio. Hasta el momento hemos descrito el modo en que para el filósofo griego el amor por el otro, la amistad, resulta imprescindible para la vida feliz. Sin embargo, como bien recoge también hoy el decir popular, el modo en que apreciamos a los demás se deriva del modo en que somos capaces de apreciarnos a nosotros mismos. Al menos, así, también lo establece Aristóteles. El amigo, señala el filósofo, es un otro yo, un alter ego, una persona que siendo otra tiene una vida que nos importa e incumbe de un modo semejante a como nos importa la nuestra.
Continuar leyendo… "Amistad y amor propio"


seguir leyendo...

Cada uno y su interés…

escrito el 22 de marzo de 2010 por en General

Si bien podemos cabría cuestionar la relación entre amistad y excelencia moral parece relativamente claro el que la amistad, en tanto que relación que abre nuestra experiencia y nuestro interés a la vida de otros, sí puede convertirnos en mejores personas. Los hombres y las mujeres vivimos, desde luego, afanados en nuestro esfuerzo particular por garantizar nuestra superviviencia y bienestar pero somos también capaces de empatizar con los intereses, proyectos y sentimientos de las personas que tenemos cerca. De hecho, la amistad es algo más que una mera capacidad empática y se distingue, tanto en Aristóteles como en no pocos autores contemporáneos, como una necesidad. No optamos por vivir con los demás sino que necesitamos compartir nuestra vida con otras personas. Podríamos decir que tenemos amigos puesto que nos va la vida en ello.
Continuar leyendo… "Cada uno y su interés…"


seguir leyendo...

¿Amistad y excelencia?

escrito el 21 de marzo de 2010 por en General

Para Aristóteles la amistad perfecta es la que se da “entre los hombres buenos e iguales en virtud”. Puede que esta expresión nos resulte un tanto oscura y que pensemos que la amistad es algo mucho más sencillo y espontáneo que todo esto. Somos amigos de nuestros amigos y nos rodeamos de las personas que nos hacen felices (sería también interesante el que nos preguntásemos por las personas a las que queremos hacer felices). Efectivamente la amistad puede, y de hecho lo es muchas veces, una relación natural y espontánea. Sin embargo, de la mano de Aristóteles ya hemos visto que hacer filosofía no es sino detenernos ante las cuestiones que ordinariamente pasan desapercibidas?
Continuar leyendo… "¿Amistad y excelencia?"


seguir leyendo...

Amigos, rasgos, personas

escrito el 15 de marzo de 2010 por en General

La amistad es, entre otras muchas cosas, una forma de afecto. Esto en nada impide el que sigamos considerando la amistad como una forma de elección ya que, por ciego que sea el amor, parece complicado el que personas desagradables despierten en nosotros sentimientos cordiales. En castellano contamos con varias vocablos para significar distintas formas de afecto: cariño, estima, aprecio o amor son palabras que comparten gran parte de su significado y, sin embargo, cada uno de estos conceptos incorpora matices distintos. Continuar leyendo… "Amigos, rasgos, personas"


seguir leyendo...

Amistad y elección

escrito el 14 de marzo de 2010 por en General

No estoy seguro de que decidamos tener amigos. De hecho, existen motivos para pensar que en no pocas ocasiones no somos nosotros quienes verdaderamente elegimos a nuestros amigos. Unas veces la casualidad, otras una afinidad parcial o, más extrañamente, una absoluta y perfecta complicidad convierten a las personas que nos rodean en amigos nuestros. Hay quien ha dicho que nadie elige a sus amigos sino que son éstos quienes nos eligen a nosotros. La frase parece ingeniosa aunque si tratamos de universalizarla nos daremos cuenta de que deviene imposible. Quizá lo más razonable sea pensar que elegimos a nuestros amigos aunque no siempre seamos perfectamente conscientes de cuáles son las razones que nos llevaron considerar con tal afecto a una u otra persona.

Continuar leyendo… "Amistad y elección"


seguir leyendo...

Compartir la suerte II

escrito el 10 de marzo de 2010 por en General

¿A quién llamamos amigo?, podríamos preguntarnos. O, incluso, ¿por qué es pertinente la cuestión de la amistad para la ética? Ya explicamos el modo en que la amistad, el contar con amigos, el compartir nuestras expectativas, frustraciones e intereses, son elementos imprescindibles para poder vivir una vida feliz. Sin embargo, una interpretación verdaderamente ética de la amistad no podría asumirse desde una perspectiva puramente instrumental o utilitarista. Continuar leyendo… "Compartir la suerte II"


seguir leyendo...

Compartir la suerte

escrito el 7 de marzo de 2010 por en General

Son constantes, en la obra de Aristóteles, las referencias y citas a textos de otros autores. Así, para definir la amistad, el filósofo recurre a una cita de la Ilíada (Canto X, 224) para señalar que amigos son dos  que marchan juntos. Ese marchar juntos no hace referencia a un acontecimiento fortuito o causal. Es decir, no son amigos dos personas que coinciden por casualidad en un tiempo y en un lugar. La amistad es una forma de opción en la que dos personas deciden compartir, por voluntad propia, un mismo camino. Continuar leyendo… "Compartir la suerte"


seguir leyendo...

Amistad necesaria

escrito el 6 de marzo de 2010 por en General

¿Por qué son necesarios los amigos para una vida feliz?, cabría preguntarse. A lo largo de nuestra vida orientamos nuestros esfuerzos de manera consciente a la consecución de varios objetivos. Estudiamos para aprobar exámenes, hacemos deporte para mantenernos sanos y argumentamos para convencer. Tenemos intereses, proyectos y deseos que, a corto o a largo plazo, regulan nuestra conducta y el ritmo de nuestra vida. De hecho, si miramos a nuestro alrededor no parece difícil reconocer que todos los hombres y mujeres invierten tiempo y en esfuerzo para lograr, de una u otra manera, aquello que desean. Continuar leyendo… "Amistad necesaria"


seguir leyendo...

Los otros y yo

escrito el 28 de febrero de 2010 por en General

Jacques Derrida, un pensador francés contemporáneo, llegó a afirmar que la pregunta por la amistad era, a fin de cuentas, la pregunta filosófica por excelencia. Sin llegar a ese extremo, y sin embargo reconociendo lo inspirado de la cita, sí debemos destacar el significado especial que tiene la amistad (philía) en la ética aristotélica. La ciencia del buen hacer y del buen vivir, la ética, requiere en su discurso a presencia de otros hombres sin los cuales nunca podríamos acometer la conquista de a felicidad. Esta intuición, obvia tal vez para nosotros, adquiere un significado muy concreto en la filosofía práctica de Aristóteles ya que nos advierte del modo en que nuestra vida, nuestra felicidad y nuestras expectativas dependen también de algo distinto a nosotros mismos. Continuar leyendo… "Los otros y yo"


seguir leyendo...

Aprender a Pensar